20 Sep, 2018 - 11:30
Menú

Comentarios

Va dir ...

--

Online?
Actualmente hay 122 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  :

1565 lecturas 
MúsicaLevante-EMV.com Crítica Alfredo Brotons Muñoz

Músicos: Gidon Kremer (violín), Igudesman&Joo y Kremerata Báltica. Dirección: Gidon Kremer. Palau de la Música, 18 de octubre.
El Palau de la Música no ha inaugurado la temporada 2009-10 con un concierto, sino con un espectáculo musical. Gustó a la mayoría del público que llenaba el aforo de la Iturbi, no a todos. Gidon Kremer lleva ya años derivando hacia, digámoslo suavemente, el culto de su personalidad. En esta nueva visita a Valencia ha venido acompañado no sólo de la orquesta de cámara que forma su nombre a partir de su propio apellido. Junto con el violinista Aleksey Igudesman (nacido en Leningrado, se lee en su currículum) y el pianista Richard Hyung-ki Joo («Es británico, pero parece coreano» es la primera de las bromas incluidas en el suyo), ha concebido un híbrido músico-teatral de inequívoco título: «Ser Gidon Kremer». En la versión inicialmente prevista (la del 6 de agosto pasado) figuraba el brechtiano subtítulo: «Auge y caída del músico clásico». Muy al comienzo de la velada, el violinista «letón-judío-sueco-alemán-ruso-suizo» (misma fuente) se preguntó por el significado de la música.


Si su respuesta se ha de deducir de lo que visto y oído antes y después, no cabe excluir de ella detalles tan aberrantes como, por sólo citar dos entre muchos de la primera parte (El pasado), la sustitución del oboe por el violín en el movimiento lento del Segundo de Rachmaninov o que la «modernización» de Bach pasa por su fusión con el jigg irlandés. Tras el descanso vino El presente, iniciado con la idea de que no es el qué, sino el cómo lo que importa.
La guasa con Schönberg y Berg, sin embargo, no dejaba dudas sobre el fondo de tanto progresismo superficial. La espontaneidad de que presumen se vio desmentida por la falta de reacción ante el móvil de verdad que sonó poco antes de su gag con uno de mentira.
Al final, Kremer manifestó la esperanza de haber hecho algo con sentido y acabó con otra pregunta: «¿No sería un error el mundo sin música?». Sí, evidentemente. Pero por eso lo mejor de la noche fue el Dvorak sin adulteraciones. Para el resto ya están los Luthiers, que tienen mucha más gracia.
Martes, 20 Octubre, 2009   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado


Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!