18 Sep, 2018 - 11:12
Menú

Comentarios

Va dir ...

--

Online?
Actualmente hay 138 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  :

827 lecturas 
noves tecnologies

levante-emv, Fernando Villalonga

Pongamos que el triste episodio ocurrido en el Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat hace pocos días hubiese tenido lugar en un museo homólogo de Furhon, capital de la provincia China de Fújiàn. Pongamos que usted fuese uno de los 450 millones de chinos que usan la red e intentase informarse del incidente por el buscador en mandarín Google.cn. Vería que su herramienta buscadora favorita, al preguntarle por Máximo Caturla, le remitiría a velocidad de vértigo a un «error en la búsqueda»... Y es que tanto Google.cn com como el resto de buscadores en China están sometidos al filtrado informativo de contenidos que marca el Gobierno comunista de Beijin. Internet en China no puede hablar ni de política, ni de religión ni de sexo. Oigan, ¿a que lo han vivido ustedes en algún momento de sus vidas y les suena familiar? ¡Ay de aquel que se lo salte!, que le pueden enviar un ataque informático como sólo los chinos saben, una tortura lenta pero implacable.



A Google le acaba de pasar eso. Tras relajarse en el filtrado informativo que venía dando en torno a la detención el pasado año de cuatro empresarios de la compañia Río Tinto que negociaban a la baja el precio del hierro con el Gobierno (¡ojo!, chicos de AVE, a la hora de negociar...), Pekín ordenó a sus hackers, aunque ahora mire silbando para otro lado, un ataque masivo contra la compañía californiana que le ha llevado a plantearse la salida de ese suculento mercado. No sé si Google acabará cediendo ante tamaños números pero no tengo dudas de que el incidente nos obliga a todos a pensar un poco en torno a internet y las libertades públicas.
Para empezar, tenemos que reconocer que durante la guerra fría lo teníamos mejor. Radio Liberty y Radio Europa Libre emitían incesantemente para los de más allá de la cortina de acero y todos comprendíamos el valor de esas emisiones como ahora empezamos a entender la versión moderna de Radio Liberty, que no es otra que la red y sus servicios disponibles. Las nuevas tecnologías de la información permiten a los disidentes a lo largo del planeta comunicarse entre ellos, intercambiar información y organizarse a través de servicios como Twitter, Facebook y You-Tube. El pasado verano, la oposición en Irán se organizó para protestar por las elecciones robadas a través de la red y los móviles. Un pequeño grupo de colombianos, con el mismo instrumento, logró montar hace unos días una manifestación en Bogotá de más de un millón de personas contra las FARC, y la disidencia cubana se ha saltado el cordón sanitario de los hermanos Castro tendido alrededor de los presos políticos en huelga de hambre. Al igual que con las radios libres, los gobiernos tiránicos como el chino tienen instrumentos de contraataque, llámese reducir la velocidad de interconexión, introducir filtros de censura en los buscadores, hackear redes y servicios o, más radicalmente, interrumpir el acceso total a regiones como la de Xinjiang durante las protestas de julio. ¿Qué postura tomar ante estos desafíos de los dictadores?
Hasta ahora, las medidas adoptadas por los gobiernos occidentales (el nuestro también lo es, créanselo o no) han sido poco claras, en ocasiones hasta contraproducentes y muchas veces los intereses comerciales y del negocio han primado sobre los planteamientos de libertades civiles. En efecto, en el terreno legislativo, el Congreso de los EE UU ha establecido restricciones comerciales para debilitar a los gobiernos poco respetuosos con las libertades -curiosamente a unos más que a otros- mediante la prohibición de exportarles tecnologías de la información y de las comunicaciones. Estas medidas han conseguido muchas veces el efecto contrario al deseado al impedir que compañías como Yahoo, Microsoft y Google proveyeran de servicios a los individuos que luchaban por los derechos en Cuba, Irán o Sudán. Y es que la información y la libre expresión de la opinión están en la base de la construcción de sistemas políticos libres, por no decir que son la base misma de la libertad.
Hoy hemos avanzado un poco y la Administración Obama ha anunciado una nueva legislación que permitirá a las empresas saltarse las restricciones comerciales por razones políticas cuando se trate de proveer de intrumentos de acción a personas como buscadores libres, blogs, e-mails, redes sociales, intercambio de fotos o Facebook y vídeos. Aunque algo es algo, el desigual conflicto de Google con China nos enseña y exige ir más allá. Debemos, pues, plantearnos facilitar el acceso a internet de todos estos países por circuitos de redes abiertas que eviten las tentaciones del censor. Los costes serían altos entre anchos de banda, servidores, routers y administradores, pero el futuro pasa por ahí y al fin y al cabo sabemos que uno de los elementos determinantes de la caída del muro de Berlín y de los sistemas que representaba fue la información libre. Otra cosa es que queramos o que nos interese más el contrato con el gobierno provincial de Fújiàn que el vecino de Furhon sepa qué pasó en su MuVim.

Cónsul general de España en Nueva York


Sábado, 20 Marzo, 2010   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado

La noticia más leída en relación al tema noves tecnologies:
Motor de aire comprimido

Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!