18 Sep, 2018 - 10:51
Menú

Comentarios

Va dir ...

-- Eduardo Arroyo

Online?
Actualmente hay 138 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  

1243 lecturas 
LletresEL CAMINO HACIA LA DENUDEZ EN LA POÉTICA DE OSCAR PORTELA por MARÍA del CARMEN SUÁREZ

La desnudez puede ser calvario o un camino hacia la dicha, también revelación y pasaje a otro estado de conciencia. Oscar Portela despliega en el poema "Los Adamitas" toda su originalidad desde un tiempo sin tiempo, en el centro mismo de un ritual antiguo y secreto.

El cuerpo es el vehículo de conocimiento, el poeta repite una ceremonia, accede a ese centro, a un área sagrada, fundante y desnudo como aquellos adamitas, sólo tiene la palabra como eje, como consagración y cima.

Escribe "Tan pura es la virginidad del cuerpo / Que rompe tú la aurora cuando aquella despierta"

Celebración. Poema destilando un profundo conocimiento del despojarse. Estar desnudo es volver a nacer, es sentir la cercanía y la frontera con el otro.Es estar en la más profunda soledad.

.... "Nosotros poseídos de tu rayo celeste" escribe. Sí, celebración de los cuerpos , ritual que ahuyenta la muerte. Portela resume, quizá , en este poema toda su poesía.

Está el paraíso buscado, el origen, el paisaje y la indagación constante en su yo más profundo,en su erotismo.

La creación es el camino de este poeta argentino, originial, único, implacable en su desnudez interior, en su dedicación plena al arte sublime de la poesía.Quizá como conjuro para que no se cumplan las dos líneas del maravilloso Luis Cernuda "Tierra, tierra y deseo/una forma perdida".

II

A partir de este poema sobre el cual nos expresamos con contudencia, Oscar Portela no sólo enfatiza como en toda su obra - el valor de la belleza como categoría sustancial del ser si no que abre una puerta muy potente para hacerlos reflexionar acerca de lo efímero.

Es este un poema circular, un texto remolino, un ir y venir como en una danza de derviches para llegar al éxtasis, salir de sí mismo y caer en la oscuridad de un tiempo detenido.

Y allí está la desnudez primigenia, sin culpas, sin mandatos impuestos.

Dos frases de Miguel de Unamuno se enlazan con el poema:

"El que no sufre tampoco goza, como no siente calor el que no siente frío."

Oscar Portela es un buceador y sabe de estos temas. La otra sentencia del español:

"Y es que rigor la razón es enemiga de la vida".

Oscar Portela apela a lo sensorial, al sueño y al aire, a aquello que no se ve pero existe , a los resortes secretos del erotismo, a los misterios de la "pequeña muerte", que es también la unión de los opuestos para arribar desde el deseo a la redención.

Recordemos a George Bataille cuanto afirma :

"El sentido último del erotismo es la fusión, la supresión del límite".

Nuestro poeta ha trabajado muchos años en busca de la luz aun en la más terrible tiniebla, esa que quizá nos haga saber el sentido profundo de la existencia.

En su poema"Resurreción" vuelve a remitirnos a unas líneas del gran Luis Cernuda, "Alma, deseo, hermosura, / Son galas de las bodas Eternas con la muerte.

Pues "Resurrección" es justamente la "petit mort", la pequeña muerte que es el orgasmo, pues allì en el clímax del deseo el tiempo se detiene, todo queda suspendido en un halo de fuegos y luces, en un abismo desde donde se vuelve a nacer.

Este poeta extraordinario que es Oscar Portela no le teme a la osadìa, y al nombrar las cosas les otorga el peso contundente de la vitalidad, él nombra, acude a las palabras que vienen de lo hondo del cuerpo y del alma.

El olvido momentáneo del yo en el paroxismo del deseo es la maravillosa vivencia de estar en otro, soltando amarras, renaciendo para volver a comenzar.

Un poema de dualidades, de extremos, desmesura y gran belleza.

María del Carmen Suárez.

Buenos Aires 3 de diciembre del 2010



RESURRECCIÓN

a Chris Farrell

poema de OSCAR PORTELA


Saber que soy tú tumba. Dentro de mí te mueres
Con un vago gemido o con un grito y despiertas
Después lanzado hacia la aurora como un dardo.

Ah, sentir que mi cuerpo te contiene y somos uno
En la soberanía de sentir la muerte y asfixiarme
En tus brazos, y ser depositario del deseo de vida y muerte,
Pariéndote en la música de mi estrenado corazón

Yo nuevo - renacido en deseo - bañado en alba
De deseo de lunas y de soles, quemándome en tu piel
Y ya fundido en desmesura de soberanías
No tener otra patria que la muerte y la resurrección
Eterna de un orgasmo.

Oscar Portela

/ 27/ 11/2010


Lunes, 06 Diciembre, 2010   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado

La noticia más leída en relación al tema Lletres:
Qué es la originalidad

Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!